7 hacks de Mystery Shopping para tu perfil de LinkedIn

¿Sabes de qué va el mystery shopping?  Se trata de contratar a alguien para camuflarse entre los clientes y realizar una compra aparentemente normal. La persona va de incógnito analizando que la experiencia de compra fluya y termine en una transacción monetaria.

Es justo lo que queremos que pase cuando alguien entra a tu perfil de LinkedIn. Que se le despierte el interés por contratarte y ofrecerte dinero a cambio de lo que sabes hacer.

Así que vamos a aplicar unos cuantos hacks de Mystery Shopping a tu perfil para asegurarte de que estés ofreciendo una experiencia de compra única y logres cerrar contratos.

Hack #1: Etiquétate Darling

El mistery shopper entra a la tienda y no sabe por dónde buscar. Se acerca a la pantalla de información para ver en qué departamento te encuentra.

¿Qué crees que escribiría? ¿Inteligente, ágil y eficiente? Probablemente no. Necesitas algo más hard.

Al igual que tú pones unas palabras clave para buscar esos zapatos fabulosos por internet, nuestro mistery shopper también digita un par de keywords para ver si en el market place de Linkedin está el profesional que está buscando.

Imagínate que escribiera “administrador de empresas”. ¿Cuántos crees que saldrían? Exactamente 588.000, lo acabo de verificar.  Ufff… que corriente es la etiqueta esta. Jugando a ese nivel no vas a destacar nunca.

Pero si te describes como Project management + scorecards + scrum + inglés ya comienzas a parecerte a zapatos veganos rojos.

¿Lo pillas?

Hora de llenarte de etiquetas por todos los lados para indicarles el camino hacia ti.

  • ¿Tienes alguna especialidad?
  • ¿Conoces un programa o una metodología muy especial?
  • ¿Haces algo que tu competencia no sepa hacer?
  • ¿Te preguntan siempre por un tema específico?

PRO Tip: Haz una lista de tus 10 palabras claves y espárcelas por todo tu perfil. Nada de timidez. Las quiero ver en los apartados de subtítulo, en la sección de acerca de ti y, of course, en tu experiencia laboral.  

Por asfaltarles el camino hacia ti, Linkedin te premia.  Pero como no, si le estás facilitando la vida a sus clientes, cómo no quererte.  Ya se encargarán de subirte en el ranking y todos tan contentos.

Hack #2: Todo entra por los ojos

Ya el mistery shopper recibió tus señales y ha llegado hasta ti. Al entrar a tu stand lo primero que le salta a la vista son tus imágenes de portada y perfil. Son parte de la vitrina para exhibir la mercancía y atrapar su mirada.

Cada esquina de una tienda está pensada para transmitir un mensaje con el poder de lo visual y la tuya no va a ser la excepción.  Para eso me tienes aquí.

El banner le dará al mystery shopper el “look & feel” de lo que le espera adentro. Con él comienza a percibir tu forma de hacer las cosas, tus logros y tus campo de trabajo.

Luego sus ojos se posan sobre ti, así que nada de fotos borrosas ni con mala luz. Nuestro shopper tiene que poder apreciar la mercancía.  ¿Te mencioné ya que eres un producto y si quieren llevarte tendrán que pagar por ello?

Atención a la ropa que llevas, que encaje perfecto. Justo el atuendo con el que les gustaría verte trabajando. Ni por encima, ni por debajo.

PRO Tip: Pídele a un amigo que te haga una foto con su teléfono. Asegúrate de que haya buena luz, mires al lente y esboces una sonrisa discreta.  Nos gusta la gente amigable y deben percibirte aproximable.

Hack #3: La descripción de la caja

El mystery shopper comienza a analizar el producto y mira la descripción. Está leyendo un texto debajo de la foto que le resume lo que encontrará dentro. De esto depende que abra el paquete y comience a investigar.

Que no parezca que  a tu producto se le quedó pegada la etiqueta con la que salió de la fábrica de Ingenieros. Edita tu Subtítulo para mostrar tu propuesta de valor y contarle lo que serías capaz de hacer por él si te llevara contigo.

Conecta con sus necesidades, búscate un eslogan que te represente, resume en una frase tus maravillosas aptitudes para solucionar problemas.

PRO Tip: Aprovecha el espacio que te sobra para incluir algunas palabras claves que complementen tu descripción. De esta forma, tu público objetivo se podrá dar una idea de tus highlights en tan solo unos pocos segundos

Woman Opening a Box

Hack #4: El brochure de promoción

Lo enganchaste, se animó a destapar la caja y lo primero que encontró fue un brochure con la historia del producto.  Decía Acerca de

Ya quiere conocer tu historia, así que nada de textos en tercera persona y auto alabanzas en las que afirmas ser un excelente trabajador en equipo, responsable y un gran líder.  Eso deja que lo juzgue el mistery shopper cuando te invite a conversar.

Las grandes piezas de comunicación cuentan historias. Lo vez en las películas de Hollywood, en los libros y hasta las parábolas de la Biblia. Amamos las historias, nos entretienen, nos educan, nos conectan.  ¿Acaso que hacemos cuando salimos a cenar con amigos? Pues eso… compartir historias.

Muéstrale a tu mistery shopper la persona que eres, incluso más allá de lo laboral. Cuéntale cómo llegaste hasta donde estás, porqué te gusta tu trabajo y cuáles son tus sueños.

PRO Tip: Que el producto no se olvide de especificar el tipo de problema que soluciona y cómo lo hace. Esa es la clave para seducir al cliente y lograr que abra el archivo multimedia donde hay ideas maravillosas de cómo usar la mercancía.

Hack #5: Usos del producto

La mayoría de los clientes necesitamos ayuda para visualizar los múltiples usos que tienen los productos y los fabricantes lo saben.  Por eso la mercancía siempre viene acompañada de un folleto con fotos del producto en acción.

Te has oído a ti mismo diciendo “mira que bueno, se puede usar en el jardín, en la playa y en el comedor”. Bueno, pues eso. Que cuando vean la sección de Destacado aparezcan tus plumas de pavo real en todo su esplendor y digan “mira pero si también hace esto y lo otro”

Lo genial es que la sección admite videos, presentaciones, fotos, audios, portafolios, planos, blogs y enlaces nos permitan ver, oír y sentir tu trabajo más allá de un simple texto. Enamóralo y bajará para mirar las especificaciones del producto.

Hack #6: El catálogo del producto

¡Bingo, lo lograste! El mistery shopper va por más detalles. Quiere saber de que está hecha la mercancía, cómo se siente. Ponte pilas que no te dará like si le cuentas poco.

Como planea gastarse su dinero en ti, querrá saberlo todo. Mirará qué estudiaste, dónde vives, en qué has trabajado, tus logros y aptitudes. 

Si se lo cuentas con esmero y dedicación te va a premiar con su atención y LinkedIn también por mantenerlo entretenido en su tienda.  Cuanto más tiempo se enganche leyendo sobre ti, más puntos te darán.

PRO Tip: Llena todas las secciones, cuantas más mejor. La meta es un Jackpot de perfil All-Star.

Hack #7: Sello de calidad

Último paso. A nuestro mistery shopper le gusta todo lo que ha visto pero quiere saber si el producto trae el sello Social Selling, que exige el mundo de hoy. No quiere un modelo obsoleto que no sepa cómo moverse en la cuarta revolución industrial.

Así que entra a la comunidad del Market Place para validar que cumpla con los cuatro pilares del sello: Marca personal, capacidad de networking, engagement con la red y construcción de lazos.

Eso, mi querido Watson, significa que va a verificar que si eres activo, estás bien conectado, tienes modales, influencia y eres capaz de comunicar. Si lo encuentra, puedes asegurar que el mistery shopper va a catalogar la experiencia de compra como perfecta.

PRO Tip: Actívate un par de veces a la semana, comentando, publicando y expandiendo tu red de contactos. Si te pones por la labor de invertirle 15 minutos al día, en un mes verás subir tu Social Selling Index.  ¿Conoces el tuyo? Si estás por encima de 70 vas por muy buen camino.

Ya tienes 7 hacks que cambiarán la forma como te perciben en LinkedIn. Ahora es tu turno, escríbeme y compárteme los tuyos 😀


Imágenes cortesía de Pexels

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.